Conectarse

Recuperar mi contraseña

¡Vótanos!
Foros Hermanos

Photobucket Photobucket 50x90
¡Atención!

Escoltando a Eve [Misión Oficial M.I.S.T.] [Día 7 de Enero 2014][William Tyler & Salvatore C. Della Casa]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Escoltando a Eve [Misión Oficial M.I.S.T.] [Día 7 de Enero 2014][William Tyler & Salvatore C. Della Casa]

Mensaje por Admin el Miér 09 Jul 2014, 19:39

Se suponía que una boda debía ser una ocasión para el recuerdo, para la alegría. Solía ser así en la inmensa mayoría de los casos. Pero había una persona para la que, si bien sería una ocasión feliz, probablemente causase sentimientos encontrados.

Los días transcurrían entre la anodina tranquilidad de la vida post-estudiantil y lo atípico de su vida para Eve, quien trataba de encajar con éxito todas las facetas de su existencia. Desayunar por las mañanas, ir a charlas científicas, o clases hasta la tarde, volver, ser una buena chica... Pero era de las pocas veces en su vida desde que había sido adoptada que realmente estaba sola, sin la ayuda de su hermana Aya para asegurarle que todo iba a estar bien.

Y eso que no podía ignorar el hecho de que sabía, perfectamente, que estaba controlada a todas horas. Cada día, cuando se levantaba, Eve tenía que hacer repaso de todo lo que había hecho la noche anterior, o el día, para asegurarse de que las cámaras que habían instalado "por su seguridad", no captasen nada de lo que pudiese avergonzarse luego. Estaba seguro de que Pierce habría instalado alguna en un lugar poco adecuado en un piso con mujeres, pero lo verdaderamente molesto del asunto era saber que, de haber tenido motivos ulteriores para ello, estarían relacionados con Aya, y no con ella, lo que no podía evitar que le molestase un poco. No es que fuese precisamente la chica más popular del mundo y tampoco era que fuese a agradecer que la fuesen a mirar en situaciones inapropiadas, pero estaba en esa edad en que una se podía permitir tener emociones contradictorias, especialmente cuando se trataba de Pierce.

Pero había aprendido a vivir con ello, con la vigilancia, con la ausencia de privacidad. No le molestaba tanto como seguramente molestaría a otros. Especialmente cuando eran ojos que conocía y que sabía no le harían daño.

... Pero los últimos días se había sentido extraña. Más de una vez había dado la vuelta a una esquina y había tenido la sensación de ser vigilada por ojos que buscaban más de ella de lo que podía darles. Por primera vez en muchísimo tiempo, Eve había empezado a sentir miedo de salir de casa, un sentimiento irracional cuando se sabía vigilada por M.I.S.T., quien había reportado hacía poco que no había nada que temer. La vigilancia no se había roto en ningún momento, y nadie podría acercarse a ella lo bastante para hacerle daño. O eso pensaban, al menos.

Pero si una cosa era Broderick, era precavido. Quizá fuese una estupidez, pero, aunque sólo fuera como favor a su amiga, decidió que sería interesante saber si las sospechas de Eve eran, o no, fundadas. Para tal propósito, decidió asignar la misión de vigilarla y escoltarla a dos de sus nuevos agentes, de plena confianza, y ver hasta qué punto podían estar justificados sus temores. Broderick podría pecar de querer controlarlo todo, de desconfiado, pero no disponía en aquellos momentos del lujo de poder ignorar algo como eso.

Así pues, dos agentes, de orígenes muy dispares, recibieron el aviso en sus PDA. Sucedió una mañana del día 6 de Enero, lo que les daría tiempo de prepararse. La labor de vigilancia empezaría al día siguiente. Pero sólo ellos podían decidir cómo planearlo.

Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: Escoltando a Eve [Misión Oficial M.I.S.T.] [Día 7 de Enero 2014][William Tyler & Salvatore C. Della Casa]

Mensaje por William Tyler el Vie 11 Jul 2014, 22:00

Una mañana como otra cualquiera, eso era exactamente lo primero que mis ojos vieron al abrirse aquel día. Toda la habitación recogida, salvo por una pequeña tarrina de natillas posada sobre la mesita de noche, montañas de libros y papeles apilados en perfecto equilibrio sobre el escritorio y en el centro de todo aquello, un pequeño e insignificante portatil mostrando los secretos más importantes de una de las principales farmaceuticas de los estados unidos. pura y simple rutina.

Como era ya habitual, tras abrir los ojos deje escapar un sonoro bostezo y fui directo a prepararme un buen té con el que despertar el cuerpo mientras aquel diminuto ordenador terminaba de desencriptar y hackear la base de datos de la susodicha empresa. con algo de suerte en esta ocasión habria algo interesante entre sus investigaciones "ocultas". y a penas pude dar un par de sorbos cuando algo comenzo a removerse en mi chaqueta, al sacarlo pude observar que se trataba de mi PDA, otra vez habia olvidado apagarla, buena memoria la mia.

- De seguro va a ser más spam de la agencia...u otra citación del ayutamiento...ya se lo dije la ultima vez...¡no intentaba robar ningun dinero! simplemente el cajero se quedo con mi tarjeta y me las arregle para que me la devolviera...

no pude pensar otra cosa, al menos hasta que vi el mensaje, con fecha del día anterior y describiendome con todo detalle que se me habia asignado una mision de vigilancia...¿Un trabajo de campo...para mi?, debia tomarme algo de tiempo para asimilar algo como aquello y encontrar la mejor forma de expresar lo que aquel mensaje me acababa de producir.

- ¡Pffffff! ¿esto es una broma? - exclame tras disparar un chorro de té por los labios - ¡Pero si no tengo ni media hora para llegar al punto de encuentro!...oh, espera, parece que esta cerca de aqui

Aquello ya cambiaba totalmente la cosa ya que me daba el tiempo necesario para terminarme el té, recoger mi pequeño juguetito y salir por la puerta dispuesto a...

- ¿eh? ¿pero quien es usted, ¡y como ha conseguido entrar en mi apartamento!?

correr...

- Amp, si, no se preocupe somos del servicio de atencion al cliente de su empresa de telefonia ya hemos arreglado la incidencia de que habia informado...ahora va todo mucho mejor si, amp y ocurrio algo muy gracioso mientras trabajabamos en ella...puede que sus jefes le llamen dentro de poco...¡hasta otro día!

William Tyler
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 11/12/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escoltando a Eve [Misión Oficial M.I.S.T.] [Día 7 de Enero 2014][William Tyler & Salvatore C. Della Casa]

Mensaje por Salvatore C. della Casa el Vie 25 Jul 2014, 20:01

Una suave melodía empezó a oírse por todo el apartamento, imitando primero el canto de unos pájaros al que pronto se unió una voz dulce de mujer. El dúo era casi perfecto y los dos flujos sonoros se encadenaban en armonía, como si jugasen a encontrarse y esquivarse entre ellos. Lentamente, el tono fue subiendo cuando se unieron las notas de los primeros instrumentos, como si revolotearan entre las dos voces y llenando todo el piso con su agradable presencia.

Desde las profundidades de sus mantas, Salvatore protestó con voz la voz apagada y se revolvió entre las sábanas mientras sus manos buscaban algo más con lo que taparse la cabeza.

Desafortunadamente para él, no había ningún despertador ni fuente del sonido que apagar, así que al cabo de unos minutos, refunfuñando por lo bajo, se destapó y estiró los brazos hasta encontrar el interruptor de los ventanales sobre su cabecera, que ya estaban a medio subir e iluminaban la habitación sin deslumbrar al feliz durmiente. Tras unos segundos de tanteo, se oyó un débil ‘clic’ y el ronroneo de las persianas moviéndose el trecho que les faltaba.
La luz acabó por bañar toda la habitación mientras Salvatore bostezaba desde su cama, aún con los ojos cerrados y aferrado a la almohada. Tarareaba al ritmo de la melodía que sonaba, aunque de forma inconstante, y se estiró varias veces sin moverse de la cama. Al cabo abrió los ojos y fue paseando la mirada aquí y allá: el techo, los cristales de la ventana y sus reflejos, la pantalla parpadeante del ordenador, al otro lado de la habitación. Finalmente, casi media hora más tarde, cuando la melodía llegaba a sus últimas notas y las dos voces se apagaron, se desenganchó de la cama y se levantó para empezar la mañana.

- Buongiorno, Salvatore… ¡Andiamo!

Como siempre, aunque había tardado lo suyo en levantarse, una vez de pie no se distrajo un solo segundo: se dio una ducha rápida –sin jabón- y se vistió con la ropa después de dar un vistazo rápido al armario abierto de par en par; de ahí fue a la cocina, de donde salió con el regazo a rebosar de magdalenas, bollos y croissants, además de su taza de leche humeante; descargó su desayuno sobre la mesilla al lado del escritorio y le echó chocolate en polvo a la leche con una sonrisa golosa. Metió una cuchara y empezó a mezclarlo en la taza con una galleta ya en la boca, y sólo entonces le prestó atención al mensaje que parpadeaba en la pantalla de su dispositivo móbil.
“TIENES 2 MENSAJES NUEVOS”

- Veamos, veamos… ¿Qué tenemos aquí? –dijo Salvatore mientras le daba con el dedo a la pantalla. Sintió una pequeña vibración cuando el pulso de energía pasó de su cuerpo a la computadora, que formaba parte de los primeros prototipos de una serie de artefactos que había diseñado especialmente para él. – Previsión del día para el 7 de Enero de 2014… Nada, ¿en qué momento se me ocurriría hacerme un horario?... Colega Salvatore. Uh-uh… esto no suena bien. –Seleccionó el último mensaje, no sin antes eliminar el desafortunado horario.

El mensaje era de Wayne García, así que Salvatore sonrió con malicia y subió el tono para imitar su enérgica forma de hablar.
- “Salvatore, ¿qué pasa, colega? ¿Cómo va todo? ¿Cuándo vas a volver por aquí…? ¡Hace casi una semana que no te veo el pelo! Parece talmente como si ahora que ya habéis terminado las pruebas del Proyecto Armadura, ya no te apeteciese pasarte por aquí y saludar al personal... Pásate pronto, que te lo tengo dicho: Yo no te voy a limpiar el garaje, y el mantenimiento no se hace solo.” –divertido, murmuró un “¡Lástima!”. Era uno de los mensajes típicos de Wayne cuando se aburría, pero esta vez seguía un poco más. Mala señal.- “Ah, sí, casi se me olvida. Me han dicho que te insista con el asunto que te dije el otro día. Por lo visto tienen a un agente de M.I.S.T. con el tema, pero por lo que dicen, la cosa está cada vez más avanzada y los jefes no quieren que actúe sólo. Piénsalo, esto está hecho para ti: podrías poner en práctica todo tu proyecto… ¡Es una oportunidad de oro!. Además, así conseguirás hacerles confianza a los de arriba… y me darás un poco de apoyo, ¡me la jugué contigo, y lo sabes! Confío en ti, colega.”

- Mierda. -Salvatore suspiró con los ojos fijos en la pantalla. Llevaba mucho tiempo observando todo aquél asunto, y nunca había tenido muchas esperanzas con librarse del marrón, pero tampoco iba a desentenderse de ello. No podía. M.I.S.T. le había ofrecido acceso a material e información que en manos equivocadas podría provocar un descalabro, y todo eso a pesar de no haber renunciado nunca públicamente su pertenencia a su cuestionable herencia. Porque eso significaba traicionar a la Famiglia, y no se podía traicionar a la Famiglia. Eran sus padres, sus hermanos, su familia al fin y al cabo, y Salvatore creía en otra forma de hacer las cosas… pero no todo el mundo entendía eso, e insistían en que demostrase de una vez por todas a favor de quién estaba. A pesar de todo esto, M.I.S.T. había visto más allá y había confiado en él. Y luego estaba el asunto personal. A nadie le gustaba que le siguieran.

Y ahora un perfecto desconocido que no tendría nada que ver con él ni su familia pagaría el pato. Seguramente un mirón imbécil y aún más probablemente lo merecía, pero todo aquello no hacía más que molestar a Salvatore. Era una minucia, seguro. Pero lo debía.
Bueno, no todo era malo. Con algo de suerte, aquella iba a ser la primera misión con permiso para el Proyecto Armadura. Era casi simbólico… de hecho, quizá eso jugaría incluso a su favor.

- En fin, que sea lo que quieran. Veamos, ¿dónde está el informe de la misión, y quién está al cargo de esto? –Indagó durante unos minutos, moviéndose con los dedos por la pantalla y leyendo ávidamente todo aquello que encontró.- Aquí estás… Tyler.

Debería haberlo visto venir.

FDR:

Bueno, ¡disculpad la tardanza! A partir de ahora tardaré unas pocas horas o día, a lo sumo, a responder. He hecho un apañito para no demorarme más aún en este post, espero que vaya bien Smile

_________________
El código de color de Salvatore es #FFCC33 (Amarillo), y AQUÍ tienes su ficha.
¡Ciao!

Salvatore C. della Casa
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 04/12/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escoltando a Eve [Misión Oficial M.I.S.T.] [Día 7 de Enero 2014][William Tyler & Salvatore C. Della Casa]

Mensaje por Admin el Lun 28 Jul 2014, 12:37

FDI:
[FDI: Bueno, dado que William ya ha dicho que va a lo YOLO, empezamos la misión directamente. Have... fun. BWHAHAHAHAHAHAHAHHA]


-- Día 7 de Enero, Casa de Eve, New York, 12:30 PM --

Lo cierto es que parecía ser un día bastante anodino, normal a todas luces.

Cuando Eve se había levantado, por lo menos, no había habido absolutamente nada fuera de lo normal, y pudo hacer su rutina habitual: La joven se levantó de la cama a eso de las 8 de la mañana, se duchó, desayunó, tuvo tiempo de leer un poco, incluso ver las noticias del día. Nada raro.

Lo único que no parecía entrar dentro de la normalidad era el cómo se sentía y, por supuesto, que ni Aya ni Kyle estuviesen por allí cerca: La chica se había acostumbrado bastante bien a la soledad, sin embargo, y hacer la limpieza de la casa, un trabajo bastante poco agradecido para la mayoría, se había convertido en una buena forma para mantenerse distraída cuando no estaba pensando en pasar por M.I.S.T. para ver qué estaba haciendo Pierce, o cuando no le tocaba dar una charla en la universidad. La vida de una joven genio normalmente era ajetreada pero, por alguna razón, le habían dicho que durante un par de días no debía salir de casa para nada, algo que a Eve le había sorprendido, pero conocía lo suficiente a Broderick como para saber que no era la clase de persona a la que se le hacían preguntas. Había planeado hacer un poco de jogging, ir a Central Park para tomar el aire, pero de nuevo le tocaba quedarse sola en casa, así que tenía toda la pinta de ser un día bastante aburrido, por desgracia para ella.

Pero había que mirar el lado positivo del asunto, al menos iba a estar tranquila. O eso pensaba.

Había estado leyendo cuando alguien tocó la puerta de su casa, sacándola de su concentración. La joven mujer no tardó en levantar la vista del libro, un tratado de biología escrito por el Doctor Maeda (salpicado de palabras en japonés y con una cantidad ridícula de errores ortográficos y de sintaxis, debía añadir), pero interesante al fin y al cabo. Supuso que esa era la parte "oscura" de haber aceptado leer el primer manuscrito antes de su edición, por la razón que fuera, Maeda jamás publicaba nada que tuviese que ver con las mitocondrias en las que la hubiese usado de conejillo de indias, a ella mismo o a Aya, sin contar con su aprobación antes. Eve veía esto como un detalle dulce por parte del científico, pero también absurdo: Los hechos científicos eran hechos científicos, no importaba cuánto gustasen, así que incluso si hubiese encontrado algo que no se sintiese cómoda leyendo tendría que aceptarlo, dado que sabía perfectamente el escrutinio al que Maeda sometía sus pruebas. Pero en fin...

Se había planteado ignorar el timbre. Lo hizo las 3 primeras veces. Cuando sonó una cuarta, ya estaba cansada. Suspiró, con hastío.


- ¡Ya va! ... ¿Quién podrá ser a estas horas?



Era mediodía. Resultaba difícil pensar que fuese el periódico, o la leche. Posiblemente algún mormón. La seguridad de M.I.S.T. tendía a ser capaz de alejar casi cualquier problema, pero hasta esa seguridad tenía sus límites. No había semana que no viniesen a molestarla intentando que se uniese a su "congregación", así que imaginaba que le tocaría mandarlos de nuevo a otra parte, aunque esta vez probablemente fuese menos amable. Se levantó para abrir la puerta, pero entonces recordó las palabras de Broderick... Así que se desvió a su habitación y abrió el cajón de la cómoda: En ella había una pistola M93R. La cargó, se aseguró de que pudiese disparar, y se la guardó, por si acaso.

Con cuidado, fue caminando hacia la puerta y dirigió la mano hacia el picaporte, quitando la cadena. No parecía haber nadie en la mirilla. Con cuidado, mucho cuidado, acarició la pieza de metal y, entonces, abrió de golpe... Pero allí no había nadie. El rostro de Eve fue extrañado. Dio un par de pasos fuera del portal, mirando a ambos lados: Nadie por un lado, ni por el otro. Pero había oído golpes en su puerta. ¿Se habría equivocado alguien de piso? Había tardado en abrir, después de todo. Intentó concentrarse en sus instintos pero, nuevamente, no sentía nada. Bajó pues el arma y, tras un suspiro resignado, cerró la puerta, dispuesta a volver a su lectura.

Pero sólo pudo darse la vuelta. Sus ojos se abrieron como platos. Quiso gritar, pero fue incapaz de hacerlo cuando una mano siniestra cubrió su boca. Pudo oler el gas y, pese a sus intentos por luchar mientras era levantada del suelo por el cuello, las fuerzas la abandonaron. Al final, la oscuridad fue total. Sólo el sonido metálico del arma golpeando el suelo se escuchó acto seguido.







El plan no había estado exactamente bien montado, de hecho, no había plan. Pero si una cosa estaba clara es que ambos agentes sabían a dónde debían ir, aunque cómo iban a llegar no estaba demasiado claro. Por suerte, M.I.S.T. tenía muy bien vigiladas a todas sus personas de interés y, si algo estaba claro, es que Eve no era precisamente la más descuidada de todas: La dirección de su apartamento personal fue enviada a sus GPS casi tan pronto como la misión les fue asignada, así que sabían a dónde dirigirse. En principio era una tarea rutinaria, simple vigilancia. Nada del otro mundo.

Al menos, eso debía ser.

Cuando ambos llegaron allí, sin embargo, se encontraron que el lugar estaba silencioso... Demasiado silencioso. No había vehículos cerca, ni siquiera el típico camión de vigilancia de M.I.S.T. que hubiese sido de esperar. Probablemente por las horas, pero en cualquier caso, seguramente quisieran tocar la puerta de su casa para avisar de su llegada, planear cómo iban a proceder y demás. Por desgracia no iba a serles tan fácil. Cuando apenas habían llegado al portal, un enorme trozo de metal, que se parecía sospechosamente a una puerta, salió disparada desde el apartamento de Eve: Parecía muy evidente que si hubiese pillado a alguno de los dos en medio le habría reventado, pero lo siguiente que vieron, antes de saber qué cojones había pasado, les iba a dejar bastante preocupados.

Quería decir, no todos los días se veía a una especie de criatura, a medio camino entre un reptil y un ser humano, salir desde un apartamento de una persona de interés cargando en sus brazos, a lo saco de patatas, a dicha persona de interés, que estaba inconsciente. El ser ni siquiera los miró antes de emprender su camino, después de caer sobre un vehículo abandonado y convertirlo en una lata chafada. Empezó a desaparecer, pero no porque se hubiese alejado ,sino por alguna especie de dispositivo de camuflaje. Era rápido. MUY rápido. Y se estaba llevando a la persona que tenían que proteger.

Bueno... No les iba a dar tiempo de tomarse ese café, estaba claro. Era el momento de actuar. Y rápido.



Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: Escoltando a Eve [Misión Oficial M.I.S.T.] [Día 7 de Enero 2014][William Tyler & Salvatore C. Della Casa]

Mensaje por William Tyler el Lun 25 Ago 2014, 21:13

Spoiler:
Lamento tantisimo retraso, entre unas cosas y otras me habia olvidado por completo de la mision ><

"De acuerdo...recapitulemos un momento" era lo unico que pasaba por mi mente cuando me descubri nuevamente corriendo. Lo cierto es que todo habia pasado demasiado deprisa, incluso para mi gusto.

habia llegado a la dirección que se me habia indicado en aquel inoportuno mensaje, habia esperado incluso un rato a que llegara mi supuesto compañero. El cual, sorpresa entre las sorpresas, resulto ser el bueno de aquel hombre que respondia al nombre de Salvatore C. Della Casa. Lo siguiente fue entrar al edificio, despues...oh si, ver algo volando hacia nosotros que de no haber sido por el sitio en el que estabamos nos habria dejado experimentar lo mismo que ese gracioso personajillo llamado "el coyote" sentia cuando una de esas grandes rocas le caia encima. Y como colofón a todo aquello ver algo que parecia una criatura de origen reptiliano llevarse a quien tan eficazmente deberiamos haber estado protegiendo...si, a grandes rasgos eso era todo y gracias a ese conjunto de situaciones era que ahora mismo me encontraba en la calle, corriendo detras de la criatura, lo cierto era que ahora que lo pensaba ni siquiera le habia dedicado unas palabras al italiano antes de salir como alma que lleva el diablo...lo mismo se lo terminaria tomando un poco a mal...pero ahora mismo solo habia una cosa realmente importante que hacer y esa era...

- ¡VUELVE AQUI, SOLO NECESITO QUE ME PRESTES UNA ESCAMA DE NADA PARA EL ANALISIS!, oh si y que sueltes a esa chica si no es mucho pedir

William Tyler
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 11/12/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escoltando a Eve [Misión Oficial M.I.S.T.] [Día 7 de Enero 2014][William Tyler & Salvatore C. Della Casa]

Mensaje por Admin el Dom 12 Oct 2014, 19:06

La bestia que había salido corriendo era rápida, y mucho, pero si algo acababa de demostrar William era que él no le andaba demasiado a la zaga...

El británico empezó a correr pidiendo que se detuviese, al parecer impulsado por sus ganas de analizarlo, pero lejos de ello suponer un problema para el ser, pareció ignorarlo... Hasta que empezó a darse cuenta de que iba a darle alcance. El no ver al ser era un problema bastante grave en la mayoría de los casos, pero no parecía serlo tanto cuando la criatura estaba avanzando tan rápidamente que los coches sobre los que saltaba para darse impulso, así como ciertos parches de pavimento, acababan demostrando sus huellas. El problema de William era que se había lanzado contra el ser sin tener la previsión de ponerse su armadura, lo cual podría ser un problemático si en vez de correr el bichejo decidía centrarse en él para atacarlo.

Mientras tanto, Salvatore parecía haber quedado lo bastante sorprendido para no moverse. Al menos, William no podía verlo demasiado cerca de él, pero era de esperar que estuviese preparándose para seguirlos, o de alguna forma preocupándose de controlar la situación. La carrera, además de algo cómica por así decirlo, estaba resultando bastante larga, pero cuando la bestia se dio cuenta de que William no parecía estar dispuesto a pararse demasiado pronto, su reacción fue la de un animal acorralado, pues se detuvo en seco y su camuflaje se disipó mientras con unos ojos reptilianos miraba hacia donde estaba su perseguidor: Emitió sólo un ruido y, antes siquiera que de Will pudiese reaccionar, un chorro de algún fluido verde salió desde su garganta disparado a gran velocidad.

Por fortuna, su puntería no fue buena, y el fluido no tocó a William... Por contra, el coche que tenía cerca sí se vio afectado. Y el resultado no fue bonito, porque el metal empezó a corroerse rápidamente y disolverse, dejando claro el pobre destino de William si acababa siendo golpeado por algo como eso. Lejos de ser un disuasorio, la bestia, que ahora parecía mucho más reptiliana, se apoyó a cuatro patas, sosteniendo a Eve con una especie de brazos adheridos a su espalda y mirando amenazadoramente al centinela británico, enseñando unos dientes afilados como cuchillas.

Estaba claro que se había cansado de huir... Y ahora tocaba enfrentarlo. Pero si William se enfrentaba solo a ese bicho no estaba claro que pudiese alzarse con la victoria. Las opciones no parecían demasiadas, pero por lo menos no parecía que hubiese civiles en la zona, lo cual podía explicarse en parte por el hecho de que cerca de aquella zona parecía haber más vehículos de policía de lo habitual, y otros totalmente negros.

¿Un dispositivo, quizá? Si así era, M.I.S.T. se había lucido. Pero ya pensaría en eso.

Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: Escoltando a Eve [Misión Oficial M.I.S.T.] [Día 7 de Enero 2014][William Tyler & Salvatore C. Della Casa]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 01:41


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.