Conectarse

Recuperar mi contraseña

¡Vótanos!
Foros Hermanos

Photobucket Photobucket 50x90
¡Atención!

The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Miér 09 Jul 2014, 19:22

Las misiones de M.I.S.T solían estar, a menudo, cortadas por un mismo patrón: Casi siempre, los primeros en recibir los avisos eran las autoridades locales, quienes luego pasaban a avisar, si existía la sospecha de que había algún tipo de alerta mitocondrial, a M.I.S.T., solicitando su colaboración. Acto seguido, M.I.S.T. enviaba las tropas, aislaba el incidente, localizaba el problema, y se aseguraba de liquidarlo. Una forma efectiva y rápida de hacer las cosas, bastante rutinaria.

Aquella no era una de esas ocasiones.

Carl Brannagh nunca había sido un tipo demasiado querido, por lo que cuando fue abatido durante un tiroteo, nadie levantó una ceja: La operación que había estado dirigiendo apenas unas horas antes del tiroteo habría sido, de completarse, un verdadero dolor en el culo de las autoridades locales y, tras perder a su líder, la banda que lo había estado organizando había tardado bien poco en dispersarse, convirtiéndose en bastante menos que un problema. Cuando Brannagh ingresó cadáver eran las 12 de la madrugada del día 1 de Enero, lo cual habría bastado para amargar a más de uno las fiestas.

... Si el cadáver hubiese llegado a pasar allí la noche, por supuesto.

La preocupación del forense cuando este no fue el caso fue la menor de las preocupaciones, puesto que poco tiempo después llegaron los avisos de que un tipo con una descripción demasiado similar a la de Brannagh para tratarse de una coincidencia estaba haciendo estragos en la zona circundante al distrito centro de New Jersey. Unos pocos de sus antiguos lugartenientes despertaron sin sus cabezas, aparentemente por haberlo "traicionado". Decir que eso levantó la alarma sí que es una aserción bastante sólida, pero, por el momento, no había sido nada particularmente grave.

El que su antigua banda se estuviese reagrupando, aparentemente, para lanzar un nuevo asalto al cuartel general de la policía de New Jersey, y que el supuesto "Brannagh" fuese capaz de lidiar casi por su cuenta con el comando de élite enviado a traerlo de vuelta fue, sin embargo, más que suficiente para que la policía decidiese que aquello les había superado. Por completo. Por fuortuna, para poder armarse lo suficiente, Brannagh iba a necesitar un par de días y esa era la oportunidad perfecta para que M.I.S.T. acabase con el problema antes de que se declarase.

La base de operaciones de Brannagh parecía ser un almacén en la zona industrial de New Jersey, fácilmente reconocible por el hecho de que era la única que parecía tener actividad casi las 24 horas. Y este sería el escenario donde dos agentes de M.I.S.T. podrían decidir el futuro de la ciudad... Cómo lo harían sería decisión, únicamente, suya.
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Edward I. McAlister el Sáb 12 Jul 2014, 12:46

Apenas habían pasado dos semanas desde que la agente Gabrielle Momsigni visitase Los Ángeles para reclutar al Sargento Edward Irving Mc Alister en el domicilio familiar. Era 24 de Diciembre y el Sargento se perdió la celebración con su familia, no así el famoso estofado de ternera de la señora Mc Alister que generosamente regaló a su hijo en un tupperware y este disfrutó frío, con añoranza, en la sala de espera del Aeropuerto. Sentado junto a la señorita Momsigni, Edward aún podía notar el calor del estofado en su estomago y saborear el hogar en sus labios. Con delicadeza, como el niño que esconde un tesoro entre paños, guardó un resto de estofado para Nueva York.

Los primeros días del Sargento Mc Alister en su nuevo hogar transcurrieron sin incidentes. Se presentó ante sus superiores, visitó todas las instalaciones y se familiarizó con ellas tal y como había echo otras tantas veces en su corta pero intensa carrera militar. Estudió y memorizó cada pasillo, cada puerta, cada esquina y cada rincón de las instalaciones de la sede de M.I.S.T., una organización civil que había destruido su propio secretismo tras los incidentes de Manhattan de 1997.

El 4 de Enero el Sargento Edward I. Mc Alister deshizo el petate con la firme convicción de acomodarse finalmente al que debía ser su nuevo hogar. Pero se reencontró con una vieja y traviesa amiga que impidió terminase de deshacer la mochila. La señorita Daniels, de nombre Jack, apartó a Edward de la razón devolviéndolo a oscuros y dolorosos recuerdos junto a Megan, su esposa fallecida, y lo sumió en un sueño de 48 horas cuando, encerrado en su habitación, acabó con la botella.

El sonido del teléfono aullando en la mesilla de noche lo despertó la mañana del 7 de Enero. Al otro lado del hilo Ruperd Broderick, comandante en jefe de M.I.S.T., reclamaba la presencia del sargento en su despacho. Edward no tardó en comprender la importancia de aquella llamada ni su significado. Tras colgar el teléfono limpio sus miedos y tormentos nocturnos junto al aroma de Whiskey con una larga ducha. No tuvo tiempo de disfrutar del dulce aroma de los granos de café tostados recién molidos ni degustar la amarga infusión que cada mañana preparaba en un meticuloso ritual sin importar en qué lugar del mundo ni situación se encontrase. En su lugar se conformó con engullir los cuatro bocados de estofado que todavía le sobraban y que ya habían comenzado a desarrollar una película de terciopelo blancuzco de motas verdes en su superficie.

Cuando llegó al despacho de Broderick saludó marcialmente cuadrándose y llevando la mano derecha a la frente. Frente a él se encontraba el comandante supremo de la organización y máximo responsable de la guerra contra las NMC que hacía años atormentaban el mundo. Un hombre alto frio como el hielo y fuerte como el acero. Sus ojos reflejaban calma, sabiduría y la experiencia que los años le habían otorgado en el cambo de batalla. Pero eso no es suficiente para ganar la guerra contra las NMC. Era también un hombre astuto que se había forjado a si mismo y respeto era lo que inspiraba en el sargento Mc Alister. Respeto y autoridad.

Su voz fuerte lo recibió e informó a Edward de los motivos de estar ese día frente a él. Una nueva misión, su primera misión como miembro de M.I.S.T. y por tanto, de extrema importancia, la prueba de fuego que decidiría si el soldado estaba o no capacitado para librar esa guerra que ningún otro Mc Alister podía librar. Broderick entregó a Edward los dosieres de la misión así como el historial de su compañera, Evelyn De Rossi.

Ojeó primero la información referente a su compañera, una genio de la ingeniería de 27 años experta Hacker y veterana d ella organización. Y después leyó la información sobre la misión que les habían asignado. El jefe criminal Carl Brannagh había resucitado de entre los muertos con el fin de atormentar la ciudad y sumirla en el caos. La organización creía, confiaba, en que dos únicos agentes podrían cumplir satisfactoriamente la misión de reducirlo y destruir el pequeño ejercito que Brannagh había estado organizando en el distrito industrial de New Jersey. El soldado sopesó la deficiente información que tenía entre manos y los pocos recursos que la super-agencia M.I.S.T. había invertido en aquella misión concreta, ni un triste plano, mapa o listado de efectivos enemigos. Aquello le recordó a las operaciones de Afganistán de 2001 donde el ejercito trabajó siempre bajo supuestos y sospechas. En aquella ocasión las cosas no fueron demasiado bien.

Mientras leía los informes Edward caminó por las instalaciones de la base en búsqueda de su compañera. Visitó la biblioteca y la sala de informática suponiendo que estaría jugando con los ordenadores, el comedor pensando que la encontraría desayunando. Preguntó a quienes se encontró por la mujer y la ubicación de su dormitorio y la busco allí y en el taller mecánico donde alguien le había dicho que la ingeniera tenía un laboratorio personal. Debía dar cuanto antes con ella y discutir los detalles de la misión para prepararse y comenzar.

_________________
avatar
Edward I. McAlister
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Evelyn De Rossi el Mar 15 Jul 2014, 17:17

Dos largos años ya desde que Evelyn pisó por primera vez M.I.S.T., con sus más y sus menos, principalmente menos, había ido ganándose poquito a poco la confianza de los hombres de negro, costo hacerles ver que no tenía pensado hacer un John Snowden si se acercaba demasiado a los documentos de M.I.S.T., o terminar vendiendo la información a otros grupos no tan estadounidenses o gubernamentales, costo y mucho, pero desde luego ayudo que era de las mejores y sus invenciones y escapadas cibernéticas demostraron una y otra vez terminar en manos de M.I.S.T. de forma exclusiva.

La primera vez que se apoderó sistemáticamente de una porción del taller mecánico no sentó demasiado bien, pero necesitaba su espacio personal y privado y no bastaría con tirar las habitaciones colindantes para instalarlo al lado de su dormitorio, por no contar las obras necesarias para adecuarlo, muchos berridos y un arma nueva y flamante después, aceptaron que una esquinita del taller era solo para su uso. Dos años después, cuatro paredes y diversos sistemas de seguridad impenetrables para los no-tan-super-genios miembros de M.I.S.T., se había apoderado de dos tercios del taller hasta tal punto que tuvieron que reformar el piso inferior para crear el nuevo taller lejos de sus flamantes y ocasionalmente flameantes creaciones, y ya solo compartía piso con los científicos de su confianza.

El taller no era solo para sus creaciones y experimentos, había instalado ordenadores para sus búsquedas de datos y cosas no tan legales, no podía fiarse del aula de informática, era como fiarse del ordenador en el aula de informática de la escuela llena de adolescentes hormonados y rebeldes, lo que contenía no podía ser nada bueno para la vista, aunque en este caso era más por los datos que por el porno duro.

En su espacio se sentía tranquila y confiada, por lo que cuando uno de los ordenadores avisó del intruso entrando al taller pasó enseguida el reconocimiento facial, uh oh, mal rollo. Había construido un programa que dividía toda la información que rondaba en los ordenadores de M.I.S.T. según sus intereses y nivel de curiosidad, no había sido un trabajo simple, muchas variables, así que sabía perfectamente quién era Edward Irving McAllister, quizás no tanto él si no más bien de lo que era capaz, por lo que no era una visita que ansiara.

Observó desde el ordenador, gracias a las cámaras repartidas por todo el taller, como se acercaba a una de sus socias y esta señalaba claramente hacía la entrada a mi zona. Rápidamente cogí una manta de algodón fina y gastada que cumpliría a la perfección con la función de tapar mi proyecto aún en marcha, corrí a cerrar las pantallas de los ordenadores y apartar algunos de los cachivaches que aún no estaban listos para ser vistos, y traté de aparentar cierta normalidad mientras esperaba que llamara a la puerta.

El apartado de entrenamiento ninja-espia-militar por pertenecer a los hombres de negro no era ni por asomo su mejor momento en M.I.S.T.. El rostro impenetrable de la mayoría de agentes distaba mucho del pánico mal cubierto de su careto, no tenía miedo per se, sabía que no la iban a ejecutar o torturar o algo por el estilo, se había vuelto en alguien valiosa, ni siquiera era tanto por McAllister si no porque la hubieran descubierto haciendo algo que no debía. Las pequeñas gotas de sudor delataban la mezcla entre nerviosismo y esfuerzo físico, para tapar todo a tiempo, que las horas de escaqueo y evasión del entrenamiento físico ninja-espia-militar la habían dejado un tanto atrás en lo que se esperaría del estado físico de un agente.

Carraspeó ligeramente, y cuando por fin sonaron los golpecitos en su puerta dejó ir un tanto apagado “Pasen”.

_________________
Uso el color YellowGreen cuando mi pj habla.
Si tenéis dudas de que color usáis y queréis averiguarlo para no estar pendientes del código, o no sabéis que coger, yo uso ESTA web.
AQUÍ podéis ver la ficha de mi personaje.
avatar
Evelyn De Rossi
Admin
Admin

Mensajes : 139
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Mar 15 Jul 2014, 21:54

[FDI: A petición de Evey, concedo un turno más a Edward. En cuanto él postee intervendré yo]
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Edward I. McAlister el Mar 15 Jul 2014, 23:23

Cuando entró en el laboratorio, la esterilizada luz fluorescente iluminando las níveas paredes y batas blancas eclipsaron a Edward quien se sintió como un hámster en una pecera de pirañas. Sin embargo, se sobrepuso al mareo inicial y dio un paso al frente adentrándose en terreno desconocido.

Los inventos, investigaciones, probetas, y tubos de ensayo, pantallas parpadeando cifras incalculables e investigadores ejecutando con precisión suiza sus tareas salpicaban el lugar aquí y allá moviéndose como sincronizadas hormigas en un hormiguero, y Edward no era más que un ganso torpe que molestaba se colocase donde se colocase. Golpeó tres veces la puerta del laboratorio secreto de Evelyn de Rossi, que dejaba mucho que desear para poder llamarse laboratorio, y necesitaba más que una manilla y un cartel de “prohibido el paso” para ser secreto. El sargento Mc Alister abrió la puerta cuando la casi inaudible voz de mujer le permitió el paso.

Al otro lado del umbral, el orden aséptico del laboratorio central de M.I.S.T. dejó paso al desorden caótico de la mente mas brillante de la organización. Una sabana desgastada ocultaba algún tipo de mecanismo a medio montar o demasiado importante para los profanos ojos del soldado y junto a él, Evelyn de Rossi luchaba consigo misma por aparentar ser la brillante mente informática que sus informes decían que era. El sudor recorría su piel y su cuerpo se movía con el nerviosismo de una virgen en su noche de bodas. Edward no tardó en comprender la situación.

- ¿Tu primera misión? Es normal tener miedo, no te preocupes por eso, hombres mas grandes y fuertes que tu se han meado en los pantalones en su primera operación.

La voz del soldado era grave y tranquila y sus movimientos lentos y seguros. Se acercó a la ingeniera y dejó caer sobre la mesa la carpeta con la información de la misión para que la mujer la leyese, si no lo había echo ya, y buscó con la mirada un lugar donde sentarse; un taburete, una silla, una mesa robusta... incluso se hubiese sentado sobre la pierna biótica de un dron a medio construir si fuese lo único en lo que podía apostar su trasero.

-Todo irá bien. Pero deberemos planificar bien el asalto y prepararnos para lo que nos espera.

_________________
avatar
Edward I. McAlister
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Mar 15 Jul 2014, 23:36

[FDI: Os dejaré dos o tres post para planificar la cosa, intervendré cuando tengáis un plan más o menos pensado. Si conviene que venga antes, dadme un toquecillo]
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Evelyn De Rossi el Dom 20 Jul 2014, 09:32

Una mueca entre repulsión, incredulidad y '¿por qué me cuentas esto?' cruzó mi rostro, me quedé mirándolo el tiempo suficiente para que pudiera leerla e interpretarla correctamente tras su "hombres más grandes y fuertes que tu se han meado en los pantalones en su primera operación".

Primero, no tenía ni zorra idea de a que venía ese comentario, ¿qué misión?, segundo... mi nerviosismo distaba mucho del porqué y tiraba más a quién. ¿No se daba cuenta? Bueno, por ahora, mejor no meterme en ese tema si puede ser evitado.

-Oye.... ¿De qué me estás hablando? ¿Primera misión? ¿De que hablas?

Tras decir eso dejó delante mío un dosier, esperé a que se retirara del todo para abrirlo y ponerme a leer.

Mafioso, mafioso traicionado, ejecución mafiosil, bang bang, mucho yuyu, zombie pensante....

Está bien que los de arriba asuman que me entero de todo, suele ocurrir casi siempre, pero de vez en cuando estaría bien que avisaran si me implican, una llamadita, un mail. Tendré que recalibrar el software de análisis para añadir misiones a llevarse a cabo por mi persona.

-Vale, ummm, pensar en un plan y eso.... No es por nada, no se si te has fijado, pero, ¿sabes que esto habla de zombies?, al menos uno. En el mundo en que vivimos no descartaría nada, ¿posible objetivo mitocondrial? Si, pero mejor pedirle a los jefes que nos prepare algunos bioquímicos, una llamadita al CDC o a control de animales, por si las moscas.

Levanté la mirada y empujé el dosier de nuevo en su dirección, andaba cambiando de peso de un pie a otro y buscando por la habitación con una mirada incierta.

Podría haber dicho algo, pero bueno, le señale una de las mesas de trabajo cerca de los ordenadores, debajo habían taburetes de trabajo, de madera mal barnizada y no del todo estables; no es que los usara para mis posaderas, no necesitaba tantos y eran incómodos, eran más bien para ir dejando cacharros y poder endosarlos debajo de las mesas, pero al fin y al cabo poner posaderas encima era para lo que habían sido construidos.

_________________
Uso el color YellowGreen cuando mi pj habla.
Si tenéis dudas de que color usáis y queréis averiguarlo para no estar pendientes del código, o no sabéis que coger, yo uso ESTA web.
AQUÍ podéis ver la ficha de mi personaje.
avatar
Evelyn De Rossi
Admin
Admin

Mensajes : 139
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Edward I. McAlister el Dom 20 Jul 2014, 14:54

Las palabras del Sargento Mc Alister no tranquilizaron en absoluto a Evelyn quien al contrario, comenzó a balbucear nerviosa. La noticia de su primera misión oficial le había caído como un jarro de agua fría y no estaba preparada para tal noticia. Edward comprendió que salir a la calle, alejarse de sus pantallas y la seguridad de su laboratorio era un paso de gigante para la mujer que leía incrédula el informe.

El Sargento aceptó de buena gana la oferta de la señorita De Rossi y se sentó en uno de los taburetes lo suficientemente cerca de la ingeniero como para trabajar cómodamente y mantener una conversación sin levantar la voz, y al mismo tiempo lo suficientemente alejado de ella como para que ninguno de los dos pudiese tocar al otro por accidente y evitar así un desastre. El soldado sonrió tímidamente ante la preocupación de su nueva compañera y el enfoque de protección al ciudadano que estaba planteando. Pero si algo había aprendido en sus años de servicio era que en aquel tipo de operaciones, cuantas menos moscas pululasen por la zona mejor. Sanitarios, fuerzas de defensa autónoma, voluntarios, milicias, organizaciones humanitarias, la prensa..... antes o después alguien resultaba herido, o muerto, por meterse en mitad de un tiroteo en el que no debía estar. Y Carl Brannagah y su ejercito de matones no eran del tipo de personas que sonríen a la cámara de la CNN mientras un grupo de chupatintas en sus trajes de plástico herméticos les colocan las esposas.

-Ningún muerto deja de estar muerto y se levanta. Solo hay que asegurarse de que está muerto y no solo medio muerto; Alguien no hizo bien su trabajo y ahora nos toca a nosotros solucionarlo.

Edward se acomodó en el taburete y fue consciente de que todavía no se había presentado debidamente a su nueva compañera. Una expresión de sorpresa se dibujó en su cara mientras una nube de preocupación atravesó su mirada. Ante un mando militar se hubiese cuadrado, y antes de ser consciente de los cambios que su cuerpo sufrió durante el incidente de Manhattan de diecisiete años atrás, habría ofrecido su mano a cualquier civil.

-Mi nombre es Edward Mc Alister, por cierto. Encantado de trabajar con usted Señorita De Rossi.

Mc Alister no extendió su brazo por temor a los efectos que sus mitocondrias pudiesen desatar sobre la mujer. Se limitó a tomar la carpeta con ambas manos y simular leer el informe para que la señorita De Rossi no interpretase una falta de respeto al no ofrecerle la mano en el saludo y creyese era un descuido inocente. Aunque la acción del soldado fuese completamente deliberada.

-Por desgracia este informe no tiene demasiada información y no dice absolutamente nada sobre la ubicación de ese almacén ni los recursos del objetivo. He pensado que tal vez tu podrías usar tus habilidades con el teclado para localizar el almacén que necesitamos e infiltrarte en su sistema de vigilancia para saber exactamente a que nos enfrentamos. Un plano del lugar con todas sus entradas y salidas, conductos de ventilación, respiraderos y todas esas cosas nos sería muy útil. ¿Puedes hacerlo?

_________________
avatar
Edward I. McAlister
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Evelyn De Rossi el Vie 25 Jul 2014, 10:46

-Tsk.-Resoplé- Las personas no están hechas para vomitar fuego, saltar 20 metros o levantar coches con un dedo, y aún así lo hacen. Lo peor que se podría hacer es asumir algo porque 'no es posible'.

Fue mi respuesta a su comentario sobre la 'medio muerte', mis creencias de los mitos, aliens y cuentos para no dormir no es que sean muy profundas, pero en este negocio: “Cuando se ha eliminado lo imposible, lo que queda, por muy improbable que parezca, tiene que ser la verdad”, es una frase muy acertada, aunque seguro que Sherlock Holmes no esperaba ser aplicada de esta forma.

Asentí con la cabeza a su presentación, por un instante se me pasó por la cabeza extender la mano a modo de saludo, pero por suerte ni él parecía buscarlo ni yo era lenta de reflejos.

-Ya veremos si encantada, Evelyn de Rossi, pero ya lo sabías. No tenía ni idea de que me habían adosado una misión, te agradecería que me mantuvieras con vida en caso de que las cosas se compliquen.

Mientras releía el informe soltó unos comentarios bastante acertados pero imprecisos. Me senté en la silla que tenía al lado y di buen uso a las ruedas de la silla de oficina en la que estaba, la única cómoda y por tanto la mía, para propulsarme hasta quedar delante de las pantallas de ordenador.

-Créeme, puedo hacer más que eso. Ese informe es tremendamente escueto, deja que eche un vistazo a todos los informes de la zona durante esos días, solo tengo que apartar algunas palabras clave y dejar que vaya haciendo... mientras busco tus planos..., y añado algunos planos viejos de la zona, no se porqué en las películas siempre son capaces de organizar planes maléficos en partes viejas de la ciudad que se supone que no están o están destruiiiiiiidas. Mejor que sobre que no que falte.

[FDI: Señor Admin, ya hemos terminado de charletear, necesitamos tu intervención XD.]

_________________
Uso el color YellowGreen cuando mi pj habla.
Si tenéis dudas de que color usáis y queréis averiguarlo para no estar pendientes del código, o no sabéis que coger, yo uso ESTA web.
AQUÍ podéis ver la ficha de mi personaje.
avatar
Evelyn De Rossi
Admin
Admin

Mensajes : 139
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Vie 25 Jul 2014, 15:05

El plan estaba preparado con una habilidad que sería imposible negar, con las habilidades de ambos agentes complementándose perfectamente entre sí.

Edward había utilizado su trasfondo militar para reconocer que la información que se le había dado era de por sí sumamente escasa, pero precisamente esto era lo que Evelyn podía resolver en cuestión de unos instantes de usar sus habilidades informáticas: La joven no había tardado ni un segundo en acceder a todos los informes de la zona, las cámaras de vigilancia y, en definitiva, casi toda la información que se tenía de interés por allí cerca. Debía admitir que los medios de M.I.S.T. habían facilitado su trabajo considerablemente y, en muy poco tiempo, la muchacha había podido hacerse una idea bastante cercana de los lugares donde posiblemente se escondían Brannagh y sus lacayos.

Irónicamente, era justo como había pensado Evelyn, pues al parecer los informes hablaban de que había habido un gran incremento del movimiento en la zona portuaria de Nueva Jersey. Si bien esto no era extraño por lo general, dado que solía introducirse buena parte de la mercancía que suplía tanto a New York como a aquella ciudad por aquella vía, lo que era extraño eran las horas de entrada de la mercancía, pues recientemente había habido avistamientos de pequeñas barcazas introduciendo diversos tipos de mercancía en un viejo almacén abandonado del puerto, donde la actividad había sido mayor de lo usual, especialmente a altas horas de la madrugada. De cualquier modo, todo parecía ser legal, así que nadie había levantado un dedo para investigarlo, en parte porque dicho almacén había sido comprado hacía muy poco por manos privadas, liberándolo de muchos de los controles que serían de esperar en circunstancias normales.

Investigando un poco más, pudo ver que el almacén que buscaban estaba situado en la bahía de Newark, próximo al estuario, así que no les costaría mucho llegar, sin embargo, los planos que había eran bastante poco detallados, antiguos, así que no les servirían de gran cosa. Siempre podía intentar localizar un mapa por satélite, pero para ello probablemente fuese mejor utilizar un sistema de mapeado de su PDA.

Ahora que sabían lo suficiente, quizá hicieran bien en ponerse en camino.
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Edward I. McAlister el Dom 27 Jul 2014, 13:16

Con poca modestia Evelyn de Rossi no tardó en ponerse manos a la obra y apretar los botones de su teclado con gran velocidad y habilidad. Las ventanas se superponían las unas a las otras con tal velocidad que Edward apenas pudo entender “bahía de Newark” y “almacén abandonado” en dos ventanas diferentes. Sin embargo todas las ventanas que habría y cerraba la mujer parecían contener la misma y repetida información del escaso informe que Broderik le había entregado, insuficiente. El Sargento Mc Alister se acercó tímidamente a la mujer y se colocó a su espalda hasta casi tocarla para ver mejor los planos y mapas de la pantalla. Suspiró frustrado y se llevó los dedos corazón y pulgar a las sienes, resignado. La tecnología se suponía debía ayudar y facilitar las labores de las personas y sin embargo, aquel día no parecía que fuese a ser uno de esos días en los que pudiesen terminar el trabajo sin mancharse las manos.

-Si tuviese que juzgarte solo por esto, diría que no eres la experta pirata de la que hablan los informes...Parece que tendremos que hacer las cosas a la vieja usanza.

El soldado se apartó hacia atrás y se puso de pie mirando el reloj de su muñeca. Marcaba las 13:04. miró pensativo la pantalla del ordenador a través de sus ojos azules y calculó mentalmente el tiempo de la ruta que el ordenador había establecido. A penas les llevaría media hora llegar hasta el almacén. El sol todavía brillaba demasiado para una operación de reconocimiento y Brannah no se movería de su guarida.

-Tendremos que acercarnos a mirar con nuestros propios ojos. Deberíamos esperar al atardecer para que la oscuridad nos cubra; De día nos verán llegar a kilómetros de distancia y Brannah escapará sin que podamos ponerle un dedo encima. Prepárate y descansa, te veré en el garaje a las seis de la tarde.

Mc Alister realizó una pequeña reverencia con la cabeza y salió del laboratorio caminado lentamente con paso firme. Tenía cinco largas horas por delante para prepararse y aprovechó cada una de ellas al máximo. Durante las primeras dos horas ejercitó su cuerpo en el gimnasio preparándolo para el combate en el que tendría que participar. No quería que un tirón por no haber calentado lo suficiente le valiese una bala en la cabeza. Mientras corría en la cinta su mente se centraba en Carl Brannah evitando toda distracción que pudiera hacerle dudar a la hora de apretar el gatillo. Todos sus prejuicios y apegos por la vida humana desaparecieron por la cañería de las duchas del gimnasio y para cuando llegó a su habitación, Carl Brannah no era mas que una bestia a la que abatir. Nada diferente a un lobo, un oso o una NMC.

El sargento Mc Alister se encerró en su habitación durante las siguientes horas desmontando y limpiando sus armas, asegurándose que ninguna pieza mal engrasada o sucia encasquillaría las armas en el momento menos oportuno, o le saliese el tiro por la culata. Mc Alister todavía recordaba como el polvo del desierto afgano y un mal mantenimiento del fusil reglamentario le costó la vida a mas de un recluta. Aquello no era, evidentemente, Afganistán. Ni las condiciones a las que estaban sometidas las armas eran comparables, pero el Sargento aprendió bien la lección y sabía que ningún momento ni lugar eran un buen momento ni lugar para que se encasquillase un arma.  

Cuando terminó con el mantenimiento de las armas e introdujo una a una la munición en los cargadores, el Sargento Mc Alister se enfundó en su uniforme militar y ajustó su armadura táctica al pecho para acostumbrarse a ella y su peso cuanto antes y sentirse cómodo durante el combate antes de tumbarse sobre el catre para descansar su cuerpo y abrió la novela de bolsillo que había estado leyendo semanas atrás por la pagina por la que la había dejado para distraer su mente durante los últimos minutos que quedaban hasta la hora acordada.

A las 17:45 el soldado dejó la novela sobre la mesa, enfundó su pistola en la correa de su pierna derecha y el cuchillo a su espalda y tomó su fusil anclándolo en el arnés de su pecho y desfiló por los pasillos del cuartel general rumbo al sótano donde le esperaban su coche y la Señorita De Rossi.

”F.D.I.”:


Pistola M93R:

9 mm Parabellum
Daño: D
Tipo de daño: Normal
Efecto: Ninguno
Precio: 30 dólares

Rifle de asalto M4A1  [+] :

5.56 Special
Daño por bala: A
Tipo de daño: Perforante
Propiedad: Ninguna
Precio: 200 dólares

”coche - Humvee H1 Slantback”:







_________________
avatar
Edward I. McAlister
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Evelyn De Rossi el Jue 31 Jul 2014, 19:10

La información que estaba sonsacando era muy poco satisfactoria, todo era muy básico y apenas servía para esclarecer la situación.

Incluso si hubiesen borrado datos tendría algo, podría ponerme a recuperarlos en casi cualquier caso, pero no había ni eso.

McAllister se arrimó mientras yo tecleaba para observar, la concentración dejaba que desear, imágenes de mi muerte dolorosa aparecían en mi mente, disimuladamente me tiré más hacía delante como si buscara algo en la pantalla.

No sabía si había notado el gesto pero poco después soltó un comentario hiriente sobre mis habilidades, the fuck, soy una genio, viejo.

Me giré lanzándole una mirada, que mostraba la puta gracia que me había hecho el comentario, al mismo tiempo que él se volvía a erguir mirando el reloj.

-Eh, a mi no me culpes, yo rescato la información, si no hay, no hay. Parece mentira pero hay documentos a papel todavía, ¿eh?, y para recuperar imágenes, primero tiene que haberlas.

Tenía razón en una cosa, nos tocaría ir a investigar, y no me parecía mal esperar hasta que anocheciera, me permitiría dormir algo, comer, arreglarme y preparar las armas, incluido repasar un poco a Chitaka, para el combate. Cinco horas bastaban.

Asentí levemente con la cabeza para dejar ver que estaba conforme, tenía una expresión más relajada, pero de su comentario me acordaría durante mucho tiempo.

Eso pareció bastarle y con un sencillo gesto de despedida se fue como vino. Programé el ordenador para que siguiera buscando datos sobre la misión durante mi ausencia, si algo nuevo ocurría lo recibiría en la PDA.

Comprobar armas y dron fue cuestión de cuarenta minutos, no tarde en encontrarme en mis cuarto para un merecido sueño, con tres horas tendría.

Asearme, comer, recoger las cosas... las horas volaban en mi cabeza sin que me diera cuenta la mayor parte del tiempo, pero la puntualidad y precisión era algo a tener en alta estima, así que no me extrañó ser la primera en llegar, aunque por apenas tres minutos.

¿Como me sentía al tener mi primera misión? Inquietud, preocupación, dudas... si, pero si algo se me daba bien era darme tareas para tratar de evitar todos los sentimientos que me pudieran causar un tropiezo, ya tendría tiempo más tarde, cuando terminara y comerme la cabeza no implicara que explotara... por una bala entre ceja y ceja.

Chitaka se encontraba flotando delante mío, estaba más tranquila viéndola funcionar por más que no hayan habido disparos todavía, yo reclinada sobre la cafetera negra militar que haría de transporte.

Descubrir cual era su coche, fácil, desconectar las alarmas y dejar las puertas abiertas, más aún. Así que cuando lo vi caminar hacia mí abrí la puerta del copiloto y me acomodé en el asiento colocándome el cinturón de seguridad al tiempo que con un toque a la PDA bajaba el cristal del asiento justo detrás mío para que pudiera entrar Chitaka.

Eran pequeños gestos que me hacían sentir mejor, y todavía no había visto lo que podía hacer con una omniherramienta entre mis manos. Se tragaría sus palabras.

_________________
Uso el color YellowGreen cuando mi pj habla.
Si tenéis dudas de que color usáis y queréis averiguarlo para no estar pendientes del código, o no sabéis que coger, yo uso ESTA web.
AQUÍ podéis ver la ficha de mi personaje.
avatar
Evelyn De Rossi
Admin
Admin

Mensajes : 139
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Jue 31 Jul 2014, 23:07

Mapa:

http://imageshack.com/a/img540/906/6nlhWH.png




Ambos soldados parecían tener un plan de batalla perfectamente forjado ya, al menos, todo lo que era posible para la parca información que habían logrado conseguir. No tardaron mucho en ponerse en camino, dispuestos a dar lo que seguramente fuese a ser un paseo, corto, hasta llegar a su destino.

No fue muy distinto de lo que esperaban, la verdad: La noche les cubriría pronto, como habían planeado, pero mientras Edward conducía su coche las vistas que podían observar eran hermosas, con un sol anaranjado escondiéndose tras el horizonte. La belleza del estado de New Jersey pronto se abriría ante ellos pero, por el momento, lo que veían eran los edificios de New York brillando mientras el sol les iluminaba tímidamente, soltando destellos en sus múltiples ventanales.  No tardaría mucho en caer el sol y extenderse el manto de la noche, pero desde luego las vistas mientras lo hacía serían sobrecogedoras, al menos para cualquiera que no fuese Edward, quien probablemente tendría otras cosas más interesantes en mente, como por ejemplo cómo podrían tratar con un oponente que ya se había levantado de entre los muertos en, al menos, una ocasión.

Ya estaban muy cerca y el vehículo les daba una gran sensación de seguridad: Acorazado por todos lados, casi imposible de penetrar por el fuego convencional, aquel Humvee era casi la mejor defensa que uno podía querer en carretera, como había quedado patente cuando algún que otro vehículo se les cruzaba en el camino, apartándose acto seguido.   Edward recibió varios bocinazos por el camino, todo había que decirlo, pero al final consiguió aparcar de forma segura cerca del puerto, en un lugar donde podrían acercarse con cierta tranquilidad.   Tanto Edward como Evelyn habían planeado su llegada intentando que la noche fuese lo bastante oscura para ocultarlos, pero al llegar se dieron cuenta de que pasar desapercibido no iba a ser tan fácil como cabría pensar en un primer momento, pues los habían pillado en uno de esos momentos de actividad.

Desde la posición en la que se encontraban, sólo se podían ver las luces, escucharse el sonido de las palas mecánicas y algunas voces inconexas, pero Evelyn y Edward tenían que averiguar primero cómo atravesar al grupo de guardias fuertemente armado que vigilaba la entrada a la zona portuaria. Siempre podrían decidir entrar por otro lado, pero era difícil saber si eso sería siquiera posible, sobre todo por el hecho de que el agua hacía estragos en las armas de fuego.

En ese momento, mientras estudiaban la zona, algo pitó en la PDA de Evelyn, quizá lo que había estado esperando, aunque era difícil de decir. Sin embargo, cuando decidiese mirar se encontraría con que podía captar grabaciones de algunas de las cámaras del recinto: Dos de ellas parecían estar grabando una habitación donde había varias personas, atadas y amordazadas, con evidentes muestras de cansancio, cortes en la piel y, en general, un estado lamentable que podían ver, además, desde dos ángulos bien distintos.  El primero era un plano general mientras que el segundo parecía conectar más bien con una cámara móvil conectada al circuito cerrado. Evelyn pudo escuchar algunas voces, pero estas no estaban del todo claras, aunque lo suficiente para darse cuenta de que aquello debía ser una especie de lugar de tortura, a juzgar por el modo en que aquellos desgraciados estaban sufriendo.

Otra de las cámaras era una vista interior de uno de los almacenes, aunque estaba demasiado oscuro para poder ver demasiado .Evelyn quizá podría realizar una interfaz para aumentar el brillo de la cámara y ver qué podía captar, pero quizá aquello no arrojase más pistas, si bien valía la pena intentarlo, probablemente.  Por su parte, Edward podía ver que relativamente cerca de donde se encontraba había un par de cajas de almacenaje lo bastante altas desde las que podría ver una mejor panorámica del lugar, aunque eso tendría sus propios riesgos...
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Edward I. McAlister el Mar 05 Ago 2014, 22:49

I will survive de gloria Gaynor sonaba en el ascensor en una versión solo melodía incapaz de cambiar el rostro serio del Sargento Mc Alister por uno más desenfadado y jovial. Las puertas correderas se abrieron en la planta tercera planta del sótano haciendo sonar dos ligeros pitidos que enmudecieron la sintonía por unos segundos.  La alegre cancioncilla todavía sonaba dentro del ascensor cuando las puertas se cerraron y se puso de nuevo en movimiento. Las escasas lámparas fluorescentes del garaje acompañaron a Edward hasta su coche donde ya le esperaban la señorita de Rossi y su inseparable compañero, un dron de combate que al Sargento se le antojaba mas apto para un partido de fútbol que para una operación de caza y aniquilación. La esfera violeta rondaba alrededor de la mujer cual cerbero, flotando de manera irregular como una abeja demasiado gorda para volar todo lo alto que quisiera.  

De forma desafiante, incluso altiva y presuntuosa, Evelyn de Rossi rodeó el coche desbloqueando sus puertas y acomodándose en el asiento del copiloto. La mañana del 15 de febrero de 1997 volvió a la mente de Edward Mc Alister. Aquella mañana el joven Edward fue a recoger a Megan Darcy a la puerta de su residencia como hacía de costumbre para ir juntos a la facultad en la que ambos estudiaban. La muchacha rodeó el viejo coche con el ceño fruncido y los carrillos hinchados, muy digna y orgullosa y cerró la puerta con un portazo sin que Edward supiese o sospechara que ocurría. Durante todo el día Megan odió y maldijo a su joven y despistado novio como solo una mujer que no a recibido ningún regalo el día de san Valentín puede odiar. Edward volvió a la realidad y apretó con fuerza la alianza que colgaba de su pecho obligándose a recordar que Megan Darcy y Edward Irving Mc Alister estaban muertos.

El sargento comprobó dos veces que las llaves del vehículo seguían en su bolsillo y  Se acercó al todo terreno negro y abrió la puerta trasera para depositar tras el asiento delantero su rifle antes de sentarse frente al volante y arrancar el motor. La radio se conectó a la primera emisora en el momento de salir del garaje y los acompañó todo el viaje hasta Newark, junto al sonido de los claxon de varios conductores que no entendían que el limite de velocidad de las autopistas no significa que no puedas circular por debajo de ella. El sol se ponía en el horizonte cuando salieron del túnel Lincoln que conecta la isla de Manhattan con New Jersey bajo el río Hudson y la autopista de cuatro carriles se extendió frente a ellos. Viajaron en silencio, concentrado en la conducción, enfocado en la misión el Sargento Mc Alister no apartó la mirada de la carretera ni trató de cambiar el dial.

A los cuarenta minutos de salir de Manhattan llegaron al puerto de Newark. El Sargento apagó las luces del coche y condujo a oscuras por la bahía hasta dar con un lugar lo suficientemente apartado de la puerta principal como para ver sin ser vistos. Aparcó y apagó el motor mirando a su acompañante y la esfera de cristal del asiento trasero con la confianza brillando en sus ojos y la seriedad en sus labios.

-Hora de trabajar, en marcha.    

Mc Alister bajó del coche y recogió su fusil antes de inspeccionar la zona. Una alambrada rodeaba todo el recinto y el sonido de las palas y maquinaria inundaba el lugar iluminado por grandes focos. Con los ojos de un experto se acercó a la alambrada y miró mas allá buscando armas, memorizando sus posiciones, las rutas de guardia y sus tiempos. En ese momento pudo escuchar un leve pitido procedente de la posición de la señorita Evelyn. Lo ignoró y siguió buscando con los ojos los edificios que tenía delante como todas sus posibles entradas y salidas. Ventanas, puertas, respiradores y conductos de ventilación. Y después buscó una forma de atravesar la alambrada. Por debajo, por encima o a través de ella, cualquiera de las opciones era mejor que lanzarse a la bahía y encontrar el pasadizo subacuático secreto de Brannah. Sacó su cuchillo y acarició con su filo la alambrada buscando el inconfundible crepitar y el destello del metal siendo electrocutado antes de girarse a Evelyn y sincerarse con ella.

-¿Ese trasto tuyo no tendrá alguna forma hacernos pasar la alambrada verdad? Me he dejado los alicates en el otro traje... Da igual, no importa. Quédate aquí escondida, yo entraré y trataré de infiltrarme. Tu intenta desactivar las cámaras y los sistemas de seguridad para facilitarme el acceso, me pondré en contacto contigo cuando necesite ayuda, guardame las espaldas desde aquí.

Edward se acercó a la valla y volvió a comprobar con el filo del cuchillo que el metal estuviese electrificado. De estarlo correría agazapado alrededor del perímetro en busca de un punto débil o roto por el que entrar. Si no lo estaba forzaría la alambrada por su parte inferior para arrastrarse asta el interior para dirigirse al edificio donde se suponía estaban los prisioneros.

_________________
avatar
Edward I. McAlister
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Jue 16 Oct 2014, 13:57

Aunque Edward había preguntado a Evelyn acerca de una posibilidad de desactivar las alambradas, la chica parecía estar en su propio planeta, demasiado centrada en hacer cosas que para el soldado no podían ser más ajenas. Sin embargo, siempre se había distinguido por ser un hombre de acción, y pronto decidió tomar el asunto en sus propias manos en vez de esperar por su compañera.

Esto podía deberse a muchas razones, pero lo más probable era que supiese que si la chica estaba tan concentrada sólo podía ser porque estaba buscando la mejor forma de apoyar con sus habilidades la misión, sin embargo, ambos tenían papeles distintos: Evey era una experta en el uso de sistemas informáticos, pero Edward tenía que tomar un rol más activo, llevando la batalla a sus enemigos, y eso era precisamente lo que tenía pensado hacer. El equipamiento facilitado por M.I.S.T. era sin lugar a dudas de clase superior, y eso le dio a Edward la confianza de comprobar por sus propios medios si la alambrada estaba o no electrificada.

Resultó no estarlo. Si esto se debía a un descuido del ejército de matones, a una trampa obvia, o a algo que hubiese hecho Evelyn no quedó claro, pero tampoco era importante por el momento: La alambrada no fue difícil de superar una vez comprobado que no tuviese sistemas de defensa adicionales, y Edward se encontró dentro del perímetro en cuestión de unos segundos, poniéndose de inmediato en camino hacia donde se suponía debían estar los rehenes. No parecía haber muchos impedimentos para alcanzar su objetivo, por suerte o por desgracia, y estaba bien equipado, pero tan pronto cruzó la alambrada y avanzó unos metros notó ruidos detrás de él, pasos y voces.

Una patrulla.

Ahora mismo Edward tenía varias opciones. Podría ocultarse detrás de uno de los múltiples cajones de suministros y observar la ruta de la patrulla durante un momento para eliminarla o pasar sigilosamente, o bien podría utilizar una táctica más agresiva, haciendo ruido para llevarles hacia otro lado y de esa forma poder colarse sin problemas, aunque eso era muy probable que despertase sospechas e hiciese quedar a los guardias en un estado de alerta. La otra opción pasaba por eliminar a los enemigos, pero podía ser arriesgado sin saber la condición y ruta de las patrullas.

Hiciese lo que hiciese, era su misión. Debido a la localización en que se encontraba, esconderse no parecería un problema... Sobre el papel, al menos.
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Edward I. McAlister el Mar 18 Nov 2014, 21:11

Cubierto por la oscuridad de la noche, Edward atravesó la valla y se deslizó cauteloso entre contenedores como un gato alérgico a la luz de los focos evitando ser descubierto. Pronto escuchó el sonido de unos pasos y unas voces y su entrenamiento marcial lo obligó a detenerse de inmediato y desenfundar su cuchillo esperando oculto tras un contenedor a que los pasos pasasen de largo.

Todo el mundo sabe oír, pero pocos saben escuchar, e inmóvil como una estatua, agazapado en la oscuridad el sargento Mc Alister acalló el tambor de guerra que retumbaba en su pecho y afinó su oído a la conversación de la patrulla pues cualquier información, por banal que fuese, podría resultar de crucial utilidad en el futuro. Un nombre, una dirección, el cumpleaños de una hija querida, la clave de seguridad del recinto...

Protegido por la sombra Edward esperó a que las voces se escuchasen ya lejanas para asomar la cabeza por encima del contenedor y mirar hacia la patrulla que acababa de pasar y analizar su número, ruta y armamento y sopesar sus posibilidades. Así como al lado contrario para determinar cuando pasaría por allí la siguiente patrulla y analizar la posición y alcance de los focos y buscar un camino hasta el cobertizo donde se encontraban los rehenes por el que pasar inadvertido.

El Sargento Mc Alister volvió a recorrer agazapado el camino de vuelta a la valla sin dejar de prestar atención a las patrullas y sus rutas y rodeó el perímetro de la alambrada dirección oeste para después volver al este, hacia el rio, asegurándose de estudiar el entorno y la frecuencia de las patrullas, zonas de luces y sombras, numero de enemigos y buscando una zona de escape segura para los rehenes. Miró desde las sombras la entrada principal al recinto y miró el recinto en el que se encontraban los rehenes desde diferentes lugares en búsqueda de cámaras exteriores y otros sistemas de seguridad y no perdió detalle de las conversaciones que los guardias tenían entre ellos para finalmente acercarse a la bahía y buscar una ruta de escape marítima segura. Tal vez encontrase una barcaza en la que los rehenes pudiesen cruzar la bahía hasta el río Hudson sin comprometer la cobertura de Evelyn.

_________________
avatar
Edward I. McAlister
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Mar 18 Nov 2014, 21:58

Los planes de Edward solían estar bien meditados, y aquella no era una excepción a la regla: Los años pasado como soldado le habían enseñado a aguardar y obtener una información detallada antes de dar un solo paso en falso, a mantener la respiración firme y, sobre todo, a evaluar correctamente la situación de combate.

Pero también le había enseñado a operar en equipo, y en ese momento se encontraba relativamente solo: Evelyn no parecía capaz de ofrecerle el apoyo que precisaba en esos momentos, de modo que la capacidad de McAllister para hacerse una idea de cómo estarían las cosas se reducía hasta cierto punto. Y, con todo ello, debía ser capaz de extraer el mejor resultado de las variables de las que disponía para tratar de resolver aquello del mejor modo posible.

Por suerte, los enemigos no parecían saber que estaba ahí. Cuando su espalda topó con el contenedor fue justo a tiempo de evitar la mirada de uno de los dos guardias, quien pareció no percatarse de su presencia, aunque Edward tuvo un instante para pensar que quizá sí lo había hecho cuando se mantuvo durante un momento mirando en su dirección antes de dirigir la mirada hacia adelante, llevado a ello por la llamada de atención de su compañero, quien parecía bastante molesto por la falta de concentración de lo que él llamaba "el novato". Este rezongó un momento pero siguió las órdenes del otro tipo, de mayor graduación en apariencia, que se posicionó enseguida contra otro de los contenedores. Edward pudo escuchar el "click" de un mechero de gas y la respiración algo pesada de uno de los soldados.

Profesionales, desde luego, no parecían. Era eso o pensaban que tenían la situación tan perfectamente controlada que no les preocupaba demasiado distraerse con un pitillo. Quizá ambas. Probablemente ambas. El armamento que llevaban sin embargo dejaba claro que no era precisamente tipos con los que se pudiese jugar: Llevaban algo parecido a AK-47 modificados, se cubrían el rostro con pasamontañas y el resto de su ropa tenía una clara influencia paramilitar, con chalecos tácticos protegiéndoles el pecho y torso, aunque no parecía que llevasen nada para proteger las articulaciones o las extremidades. En cuanto al resto del equipamiento estaban bien comunicados, tenían radios adheridas a las protecciones, y uno de los dos parecía llevar un artefacto de visión nocturna, aunque era difícil saber si se trataba de eso desde su posición. El otro llevaba una linterna adherida al traje, aunque el hecho de que el otro llevase otra al cinto evidenciaba que quizá las gafas no tenían el objetivo de permitir ver de noche, sino algún otro.

Resultaba difícil de decir, pero mientras se quedasen donde estaban no sería fácil para Edward moverse sin alertarlos. De cualquier forma su posición le permitía ver algo interesante: Había varios focos montados en torres en cada uno de los 4 extremos del "campamento", pero ninguno de ellos apuntaba hacia afuera, todos hacia adentro, lo que facilitaba una infiltración. Quizá demasiado. En dichas atalayas parecía haber grupos de soldados, al menos dos por cada torre, uno ocupándose de controlar los focos, que no estaban automatizados, y otro equipado con un fusil de francotirador, o algo que se le parecía, a esa distancia costaba decirlo.

En cuanto a la bahía, parecía fuertemente vigilada. Había varias barcazas, alguna motora, pero todas ellas estaban vigiladas y algunas de ellas se movilizaron para realizar lo que parecía ser un examen del perímetro. Difícil salir una vez dentro, más de lo que había sido entrar, desde luego. Y en cuanto a la conversación de sus dos amigos, parecían hablar en gran medida de lo bien que le estaban yendo las cosas, nada importante...

Hasta que mencionaron que "la mercancía" estaba preparada. Nada raro, si no hubiesen mencionado también que se trataba de mercancía que se había resistido a la captura, y que su jefe estaba muy interesado en probar algo que llamaban "el suero" con aquellos que estaban bajo sus órdenes. Nada importante, parecía, pues el pago era lo suficientemente bueno. Aunque el joven no estaba tan seguro de ello...

Pero, como decía, no tenía más salida que esa. Según decían, los rehenes serían inyectados en las próximas horas, pero su transporte tardaría un poco más. Ciertos "asuntos logísticos". El qué significaba todo esto... Resultaba difícil de decir.
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Edward I. McAlister el Vie 21 Nov 2014, 23:38

Como un gato en una perrera. Así se sentía Mc Alister mientras observaba oculto en la sombra el mapa que le rodeaba. Una torre en cada esquina protegía la instalación, con al menos dos guardias vigilando, alumbrando con sus linternas el perímetro en un movimiento aparentemente aleatorio completamente imprevisible. Los guardias estaban fuertemente armados con fusiles de larga distancia, y si su equipamiento era similar al de los guardias de tierra, estaban protegidos por chalecos tácticos que bloquearían con cierta facilidad las balas de una pistola. La Bahía fuertemente vigilada y las barcazas ocupadas impedían un plan de fuga de los rehenes por una ruta que no fuese diferente a la que él mismo había tomado para entrar.


Un arrebato de adrenalina empujaba al soldado a salir de la oscuridad cuchillo en mano y degollar al primero de los guardias y disparar en la cabeza al segundo con su pistola. Impulso que el sargento Edward Irving Mc Alister supo frenar a tiempo. Incluso en el caso de que lograse silenciar el sonido del arma con el cuerpo de su primera victima y evitar así que saltaran las alarmas, y aunque resultasen poco profesionales o demasiado confiados; Los soldados estaban conectados a una red de comunicación por la cual deberían informar cada cierto tiempo, por lo que las alarmas no tardarían en activarse en cuanto ninguno de los dos contestase la llamada de su supervisor. Agazapado en la oscuridad continuó escuchando y reflexionó sobre la situación.

Tal vez, y solo si tal vez lograba llegar a una de las torres y capturaba la posición Edward tendría una oportunidad de adentrarse en el recinto y rescatar a los rehenes. Dese esa posición elevada no solo gozaría de una mejor visión del terreno si no que controlaría todo el cuadrante que suponía un cuarto del territorio enemigo con el que hubiese podido obliterar la flota enemiga y sus activos terrestres... siempre y cuando el soldado hubiese contado con el equipo y el apoyo suficientes, pero estaba solo y sus recursos eran muy limitados. En esos momentos Edward maldijo no tener un silenciador y un par de granadas a mano. En su lugar palpó el suelo en busca de una piedra o cualquier trozo de chatarra lo suficientemente grande como para hacer ruido al caer y lo suficientemente pequeño para caber en su mano.

Si quería avanzar tendría que deshacerse primero de los dos hombres que le cortaban el paso y después esquivar la trayectoria de los focos hasta su objetivo, pero incluso si lograba infiltrarse con éxito en las instalaciones, salir de ellas con un grupo de rehenes seguramente incapacitados resultaría imposible bajo la atenta mirada de las torres. Por lo que su primer paso sería acercarse a la torre mas cercana a la bahía y tomarla aprovechando que las barcas estarían mas atentas a lo que ocurría en el agua que a lo que pasaba en tierra firme.

Exhaló lentamente el aire de sus pulmones y se preparó para correr entre los contenedores. Alzó ligeramente la cabeza y lanzó en dirección contraria la piedra. Cuando los guardias escuchasen el ruido del mineral al caer se pondrían en guardia y se acercarían al lugar donde creían habían escuchado algo y el sargento Mc Alister aprovecharía la oportunidad para deslizarse entre las sombras y acercarse a la base de la torre y subir las escaleras hasta su cima con sumo cuidado de no ser visto ni escuchado para asomarse a la almenara y ver a que situación tendría que enfrentarse.

_________________
avatar
Edward I. McAlister
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Sáb 22 Nov 2014, 02:39

El plan era práctico, de eso no cabía duda, y Edward pensó rápidamente cómo podía salir de lo que parecía iba a ser una absoluta ratonera. Y parecía que la suerte le sonreía, pues encontró una piedra, redonda, lo bastante grande para cumplir su cometido pero lo suficientemente pequeña como para que fuera fácil de utilizar para lo que buscaba.

El resultado del lanzamiento de la piedra fue el esperado y los guardias, alertados, no tardaron en reaccionar, sin embargo, sólo fue uno de ambos, el joven, el que se movió después de que su compañero le ordenase que empezase a mover el culo. Por su parte, el otro, que parecía ser el jefe, se quedó atrás, cubriéndolo, pero incluso con esta pequeña desventaja Edward consiguió su propósito: Del modo en que se había situado, el tipo le había dado la espalda, algo que podría aprovechar para correr hacia una de las torres de vigilancia, aunque al hacerlo correría ciertos riesgos.

Así pues se mantuvo esperando, aguardó... Y aunque parecía que no iba a moverse, un grito le hizo salir corriendo de su posición. Edward pudo escuchar un golpe fuerte sobre uno de los contenedores, como si algo grande, muy grande, hubiese aterrizado sobre el mismo. Y eso fue distracción suficiente. El tipo intentó contactar con el compañero que había ido a investigar pero, al no escuchar nada, salió corriendo en esa dirección, concediendo una apertura que Edward podría aprovechar para correr hacia la torre de vigilancia.

Y así lo hizo. Corrió velozmente, intentando llegar. Los focos no supusieron un problema, de hecho estaban sorprendentemente quietos y gracias a esto McAllister fue capaz de alcanzar las escaleras sin mayores inconvenientes, empezando a subir por las mismas... Sin embargo, mientras lo hacía, cuando ya estaba a medio camino de la escalera, algo perturbó su concentración: El mismo ruido que había escuchado antes volvió a oírse, pero esta vez más cerca y, pronto, se mezcló con gritos y disparos, formando una sintonía que conocía demasiado bien, pero que no había escuchado hacía mucho. Si Edward se giraba para ver qué demonios estaba pasando, observaría con sorpresa y quizá preocupación cómo el mismo tipo que antes le había dado problemas disparaba, aparentemente a la nada y, también, cómo algunos soldados se movilizaban hacia esa misma posición alertados por los disparos y los gritos.

Pero eso suponía un problema... Estaba más o menos al descubierto, y podrían verlo si continuaba en la escalera. Y, sin embargo, en lo alto de la torre no parecía haber el más mínimo movimiento. Ahora tenía dos opciones, podía subir o decidir bajar a nivel de suelo y aprovechar la distracción, fuese lo que fuese lo que la estuviese causando, para intentar moverse hacia donde estaban los rehenes. Supondría, quizá, no tener confirmación visual de lo que ocurría, pero la decisión era enteramente suya.

Aunque se percató de que, poco a poco, el sonido de las armas se iba extinguiendo. Poco... a poco...
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Edward I. McAlister el Dom 23 Nov 2014, 11:55

Cuando los primeros gritos y disparos sonaron, el corazón de Edward se paró, se heló la sangre de sus venas y un escalofrío muy poco profesional recorrió su espalda al imaginar que lo habían descubierto. Por un momento el mundo paró y nada más importó. Tan solo estaban él y la escalera y el caos que se desencadenaba a su alrededor carecía de toda importancia y su ruido quedaba silenciado por el sonido de su propio corazón. Pum-pum, Pum-pum, Pum-pum. Apretó los dientes con fuerza y tensó los músculos de todo su cuerpo como si aquello pudiese protegerlo de una bala, Pum-pum, Pum-pum, Pum-pum, nada sucedió. Los disparos y gritos continuaban extendiéndose bajo sus pies y sin embargo, el soldado pasó completamente inadvertido en aquel caos provocado por “vaya usted a saber”y un único pensamiento cruzó la mente del militar: Evelyn.

Subió por la escalera todo lo rápido que pudo y evitó las miradas indiscretas y las balas con relativa facilidad teniendo en cuenta el alboroto que estaba teniendo lugar a ras de tierra. Lanzó una mirada fugaz al interior de la cabina de vigilancia antes de entrar. Si encontraba resistencia los abatiría con dos disparos de su fusil al corazón, cuatro o cinco disparos más no llamarían la atención de nadie y una bala certera resulta mas segura que el cuchillo. Cuando tuviese tomada la posición, arrebataría el fusil de francotirador al cadáver y miraría a través de su mirilla hacia la posición donde se encontraba su compañera para asegurarse de su bienestar.

Tras aliviar la preocupación observaría el recinto y estudiaría lo que estaba pasando así como sus posibilidades, prestando especial atención a la construcción en la que se encontraban retenidos los rehenes buscando un lugar seguro por el que entrar y salir sin ser descubierto.

_________________
avatar
Edward I. McAlister
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Dom 23 Nov 2014, 19:42

Edward pudo subir por las escaleras sin oposición, con un plan fraguado en su mente sin aparentemente posibilidad de error alguna. Estaba preparado para eliminar a cualquier vigilante que encontrase allí arriba de un par de tiros certeros y tomar para sí el lugar, sin embargo, parecía que alguien se le había adelantado.

Cuando terminó de subir, encontró, efectivamente, dos "soldados" de los que debían estar vigilando, o lo que quedaba de ellos, al menos. Uno de ellos era la mitad de hombre de lo que una vez fue, concretamente, un par de piernas, mientras que el otro tenía el cuello seccionado hasta casi la columna vertebral y descansaba apoyado sobre una de las barandillas de la atalaya, inerte. Su fusil de francotirador descansaba en el suelo de la atalaya en un charco de sangre que haría dudar de recogerlo a los más aprensivos, pero Edward no era de estos. No parecía haber rastro de ninguna otra arma, pero para lo que iba a utilizarla, Edward iba bien servido con ese fusil.

Lo tomó, y se dispuso a mirar: Primero se aseguró de que Evey estaba bien. Pudo suspirar con alivio al verlo. La chica se estaba manteniendo a una distancia segura, operando con su omniherramienta, con su dron lo bastante cerca para protegerla de cualquier daño, además, el Hummer le estaba ofreciendo una cobertura excelente ante cualquier posible ataque que viniese por su parte. Cuando se aseguró de que ella estaba bien, pasó a mirar lo que estaba desatando el caos en el lugar: LO que vio, sin embargo, era extraño...

No sabía qué coño pasaba, pero parecía que algo, algo muy grande, estaba abriéndose camino por encima de los contenedores y destrozando a los soldados que encontraba a su paso. Parecía ser una especie de criatura con aspecto a medio camino entre un humano y un especie de gorila bastante grande, con protuberancias afiladas en los brazos y aparentemente una armadura de placas similar a la de un armadillo protegiendo cualquier punto vital. Las balas de los soldados rebotaban sobre su piel como picaduras de mosquito, sin hacer nada más que enfurecerlo... Y lo mejor de todo el asunto era que estaba creando una distracción que él podía aprovechar fácilmente.

No sabía de dónde había salido hasta que se fijó, cerca de la bahía, en lo que parecía ser una jaula abollada por abajo, de metal. En su parte alta parecía haber un garfio con una cadena cortada, como si aquello hubiese sido dejado caer desde lo alto por un helicóptero o vehículo de transporte aéreo similar. ¿Pero por qué, y por quién? La jaula no parecía tener ninguna marca que lo identificase, pero al menos podía saber que, de momento, y mientras no lo viese, no se trataba de un enemigo.

En cuanto al lugar donde estaban los rehenes, parecía haberse montado un cordón, con un grupo nutrido de soldados (los mismos que antes parecían custodiar las barcazas, ahora relativamente desprotegidas) sirviendo de defensa por si esa cosa llegaba allí. Cuatro de los guardianes estaban apuntando a los rehenes con sus armas para disuadirles de moverse, pero era fácil respirar el miedo. El último, por otro lado, estaba junto a una mesa, apuntando a otro de los rehenes, aunque no podía ver desde su posición qué demonios estaba haciendo el rehén, parecía estar ocupado con algo...

Y entonces Edward sintió un ruido familiar. Una bala impactando sobre metal. A su izquierda. Si se giraba hacia allí, después de cubrirse como buenamente pudiese, vería que alguien le había descubierto... Pero no era como uno de esos soldados. No, este tenía la piel mucho más pálida, una cicatriz recorriéndole media cara, un ojo blanco, y una apariencia mucho menos saludable, con venas recorriéndole el rostro. Y, aún así, parecía tener mucho más controlada la situación que cualquiera de los otros.

Ahora sí era posible que tuviese un problema.
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Edward I. McAlister el Lun 24 Nov 2014, 00:21

Con el bienestar de la señorita De Rossi prácticamente asegurada, Edward pudo relajarse y concentrarse en su misión. La realidad circular que descubrió a través d ella mirilla no le gustó tanto como saber que Evelyn estaba sana y salva. Una NMC de mediano tamaño había irrumpido en el complejo e iniciado una batalla de la cual el sargento Mc Alister aprovechó el desconcierto. Los guardias daban su mejor esfuerzo por abatir a la criatura sin ningún resultado. Uno tras otro perecían de la forma mas horrible y terrible posible a manos de la bestia que enfurecía con cada nuevo disparo y cuanto mas iracunda se volvía, mas atroz parecía ser la muerte que causaba a sus enemigos. Seguro de que la criatura no volvería a pasar por aquella torre mientras no llamasen su atención con un ataque que no iba a realizar, el Sargento siguió con la mirilla el recorrido que la criatura había tomado hasta llegar donde estaba. El rastro de cadáveres indicaba que la carnicería había iniciado tras el contenedor donde Edward se había ocultado. La criatura probablemente saltó hasta allí desde la torre tras asesinar a los dos guardias y antes de eso...El rastro se perdía cerca de la bahía, en una jaula que por su aspecto había caído del cielo. ¿Pero, por quien? No había escuchado ningún helicóptero y sin embargo aquella jaula se había estrellado apenas unos minutos antes.

Los soldados que patrullaban la bahía habían desaparecido y eso alumbró una idea en la mente del soldado. ¿Y si no era él el único cuya misión era infiltrarse en el complejo de Brannagh? Rápidamente volvió la mirilla hacia el almacén donde los rehenes esperaban. Los soldados que anteriormente maniobraban en el agua formaban ahora un cordón alrededor del recinto de los rehenes mientras en el interior cuatro guardias mantenían a los rehenes controlados apuntándolos con sus armas mientras un quinto obligaba a uno de los rehenes a hacer algo en una mesa. Edward buscó en los uniformes de los soldados emblemas identificativos que lo ayudasen a comprender si se trataban de aliados en los que confiar o de un nuevo grupo rival con el que lidiar.

No tuvo demasiado tiempo para cotillear, una bala sonó contra la pared metálica de la torre a su izquierda obligando al soldado a agacharse y guarecerse. Un soldado a medio camino de transformarse en una criatura mitocondrial lo descubrió en su atalaya y pronto supondría un problema si no acababa con el rápidamente. Los años de combate lo habían preparado para recibir fuego enemigo y conocer su posición según el sonido de las balas al impactar. Mc Alister giró el foco de la torre en la dirección de la que provenía el disparo con el fin de deslumbrar a su enemigo y se alzó por encima de su cobertura para alojar dos balas del francotirador en la cabeza ya muy deforme del soldado que lo había atacado. ¿Tenía la transformación del soldado algo que ver con “el suero” que habían mencionado sus compañeros? Fuera como fuese el soldado no tenía tiempo que perder, ni recursos para enfrentarse a la patrulla que rodeaba el almacén, sin mencionar que el echo de casi recibir un balazo recordó al sargento cual era su misión, y esta no era rescatar rehenes.

Se agachó de nuevo y saqueó los cadáveres en busca de munición que le fuese útil así como de cualquier otro objeto que pudiera utilizar a su favor como la radio o un cuchillo extra, y tras haberse preparado agarró el fiambre y saltó de la torre usando el cadáver como amortiguador para la caída. No podía quedarse en aquella torre, ya lo habían descubierto y debía cambiar de posición antes de que lo descubriese todo un batallón, y debía encontrar a Carl Brannahg.

_________________
avatar
Edward I. McAlister
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Lun 24 Nov 2014, 19:47

Pragmatismo. Eso era desde luego lo que caracterizaba a Edward. No le preocupó en absoluto saquear los cadáveres de los muertos (no es como si fueran a usar esa munición, igualmente) en busca de munición y suministros, ni tampoco le importó usar el cadáver de uno de ellos como colchón para amortiguar un golpe que podría haberle hecho bastante daño al caer desde lo alto de la torre, pero el caso es que independientemente de todo ello, era eficaz. Sus disparos, sin embargo, no consiguieron el efecto deseado: El tipo fue capaz de reaccionar y, antes de que Edward pudiese disparar, ya había tomado cobertura, eludiendo los dos disparos que el soldado había hecho con gran precisión. Pero al menos eso significaba que no le dispararía durante un momento, que podría aprovechar para rapiñar lo posible. Eso hizo.

Edward encontró al menos un par de cargadores para rifle y un cuchillo de combate en buen estado, pero la radio estaba inutilizable, así que no podría aprovecharse de ella... Sin embargo, lo que salió justo como había planeado fue la escapada de la torre. El impacto contra el suelo fue bastante salvaje, pero Edward tenía en su favor tanto un físico bien respetable como el hecho de que el soldado que había muerto había resultado un colchón estupendo, por lo que lo único que pasó cuando golpeó el suelo es que tuvo que rodar para absorber parte del impacto, para levantarse acto seguido.

Tenía bien clara cuál era su misión en esas circunstancias, matar a Carl Brannagh, pero tenía otro problema serio: El soldado-zombi que le había disparado desde lo alto de aquella torre seguía bastante obcecado en darle muerte, y no parecía tener la más mínima intención de dejarlo escaparse de rositas. ¿Por qué lo sabía? Porque de alguna forma se encontraba de nuevo con la mirada fija en él. Edward pudo sentir los disparos cerca de él y era previsible que pronto le alcanzasen si no conseguía encontrar una cobertura rápidamente...
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Edward I. McAlister el Mar 25 Nov 2014, 23:23

El murmullo de las balas volvió a sonar cuando el sargento aterrizó sobre el cadáver y rodó en tierra recuperando la verticalidad aprovechando la inercia para cubrirse de las balas tras la columna que servía de pie a la torre. El veterano solado sabía que no podía permanecer allí demasiado tiempo tan bien como conocía la dificultad de realizar un disparo a un objetivo elevado. Debía salir de allí, protegerse, cubrirse, alejarse de la mira de su enemigo y fijarlo en la suya desde una posición favorable y oculta. Pero una posición como aquella resultaba difícil de encontrar. Cuanto más se acercase a la torre más difícil resultaría el disparo pero cuanto más se alejase, mas tiempo permanecería en la mira del soldado y más oportunidades le daría de llenar su cuerpo de plomo, y no estaba dispuesto a regalarle esa satisfacción.

Disparó a su enemigo una ráfaga de tres balas seguro de que volvería a protegerse tras la pared de metal y aprovechó para correr hasta la siguiente columna y disparar una vez más a la caseta de la torre para prevenir que el soldado levantase la cabeza y ganar un poco de tiempo. Repitió el fuego de cobertura tras haber contado hasta tres pero no corrió a buscar un nuevo refugio, en su lugar, permaneció de pie tras la columna con el hombro izquierdo apoyado en la columna, el brazo alzado a la altura de la cabeza para usarlo de soporte para el arma. El cuerpo lo tenía ladeado ofreciendo el menor blanco posible a su rival.

Apuntó con la mirilla a la torre y esperó a que su presa asomase la cabeza. Esta vez tendría tiempo de apuntar correctamente. Tras el fuego de cobertura y una maniobra táctica de evasión cualquier soldado adiestrado hubiese seguido adelante hasta el siguiente refugio y contaba con que su enemigo no lo subestimase y lo buscase desde su nido de águilas tras el contenedor a su derecha sin esperar que el sargento Mc Alister se encontraba en realidad asediándolo a los pies de la torre. Respiró profunda y lentamente asomando fuera de su cobertura apenas el cañón del arma. Esta vez se aseguraría de mirarlo a los ojos y dispararía solo cuando estuviese seguro de no fallar, o lo obligaría a bajar para jugar al ratón y el gato en su propio terreno, a ras de suelo.

Mientras esperaba a que su objetivo se asomase como un pato de feria frente a la carabina Edward tuvo tiempo para pensar por que aquel sujeto se empeñaba tanto en acabar con su vida cuando a pocos metros había una docena de hombres que liquidar que venderían su piel a menor costo que Mc Alister. Pero aquello no era una feria ni, lo que el soldado acariciaba con sus dedos una carabina y la respuesta se le antojo parecida a las razones que él mismo tenía para enfrentarse primero a Brannahg: solo era uno. Apretó el gatillo.

_________________
avatar
Edward I. McAlister
Cazador de rango E
Cazador de rango E

Mensajes : 122
Fecha de inscripción : 24/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Admin el Miér 26 Nov 2014, 00:15

La cobertura que Edward había asumido aguantaría. ¡Tenía que hacerlo!

Los disparos que ejecutaba para mantener a su rival ocupado estaban consiguiendo el efecto deseado y gracias a ellos Edward fue capaz de moverse sin demasiados problemas y ejecutar un disparo. Con toda la calma del mundo y el tiempo para prepararse mientras su enemigo buscaba futilmente encontrarlo, Edward tenía todo lo necesario para lanzar un disparo letal. La cabeza del enemigo se mostró como un blanco lo bastante deseable y, entonces, el gatillo fue apretado y la bala viajó.

Un impacto directo.

Cuando se produjo, el soldado cayó dentro de la caseta que le había servido de cobertura, y McAllister supo que había conseguido su objetivo: Había sido un tiro limpio, perfecto, directo a la cabeza, y nadie podía sobrevivir a un impacto de esas características, no al menos nadie que él conociese. Con su rival muerto, Edward podía seguir buscando a Brannagh tranquilamente mientras el caos se desataba a su alrededor... Los soldados estaban siendo diezmados con una facilidad insultante y, mientras tanto, él parecía tener el camino libre ahora mismo, pero encontrar a Brannagh parecía una tarea más difícil de completar que de decir, más aún cuando con toda probabilidad estaría protegido por sus guardias, en el interior.

Quizá ni siquiera se encontrase allí, ahora que lo pensaba. Fácilmente podría haber abandonado el "campamento" tan pronto las cosas se pusieron difíciles, pero si era así no era nada positivo para Edward, en absoluto.

En cualquier caso ahora le tocaba decidir qué hacer con el tiempo que le quedase, por poco que fuera.
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 15/11/2013

Ver perfil de usuario http://misthunters.activo.ws

Volver arriba Ir abajo

Re: The Walking Dead [Misión Oficial M.I.S.T. Rango E] [Día 7 de Enero 2014][Edward McAllister & Evelyn de Rossi]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.